Aníbal Ollero: "Nuestras aves robóticas estarán en las tiendas dentro de unos años" | Tecnología - Tendencias Hoy

Aníbal Ollero: “Nuestras aves robóticas estarán en las tiendas dentro de unos años” | Tecnología

El Premio Nacional de Ingeniería Leonardo Torres Quevedo 2021, otorgado por el Ministerio de Ciencia e Innovación hace unas semanas, lleva el nombre de Anibal Oleiro. Este sevillano, que prefiere no decir su edad (“Soy un veterano”, aclara), es el padre de la robótica aérea en España. En la década de 1990 viajó a Estados Unidos para investigar esta área y, con los conocimientos adquiridos, de regreso a Sevilla impulsó el desarrollo de drones en la universidad de su ciudad. Es el responsable del Laboratorio de Robótica y Sistemas Inteligentes del centro, que pronto se transformará en un instituto, y también es el asesor científico del Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales.

En una entrevista realizada por videollamada, explica que, en unas horas, viajará con su equipo a una refinería en Francia, donde van a probar uno de los drones desarrollados en los últimos días. Este dispositivo especial permitirá realizar trabajos en altura en tuberías sujetas a corrosión y, por seguridad, se debe controlar periódicamente el espesor de sus paredes. Los robots aéreos aterrizarán sobre ellos y rodarán, midiendo más de miles de kilómetros (pueden capturar unos 40.000, que es suficiente para dar la vuelta al mundo). Oleiro, en primer lugar, no duda en defender el papel internacional de Andalucía en general y de la Universidad de Sevilla en particular en el mundo de la robótica aérea. Afirma ser el autor con más publicaciones en este campo a nivel mundial, junto con dos de sus asociados, que se encuentran en el top 10.

Preguntar: Cuando regresaste de Estados Unidos, ¿en qué estado se realizó la investigación en robótica aérea en España?

Más tendencias:  La volatilidad de Bitcoin no afecta el sentimiento de las ballenas, que se están acumulando más

Respuesta: Entonces no había nadie para trabajar en ello en España. Había gente que fabricaba vehículos aéreos no tripulados, pero la robótica aérea no existía. De alguna manera lo ejecutamos. El primer proyecto de la Comisión Europea que coordiné fue de 2002 a 2005. Teníamos una flota de drones con diferentes características y los usamos para detectar y monitorear incendios forestales. Hicimos algunas actuaciones en Portugal. Fue muy novedoso en ese momento.

Por qué: ¿Cómo ha intentado seguir este campo e involucrar a los estudiantes para que se especialicen en esta área? ¿Ha notado un aumento en el interés por los drones en los últimos años?

a: Definitivamente. Para lograr nuestros resultados necesitamos dinero, que obtenemos principalmente de comisiones y empresas, y en segundo lugar tenemos que participar personas en nuestros proyectos. Entonces, motivar a nuestros estudiantes es una tarea muy importante. Uno de nuestros proyectos más importantes es Aerial-Core, en el que aplicamos técnicas de inteligencia artificial para que los drones puedan volar más tiempo y ayudar a los trabajadores que trabajan en altura, por ejemplo, y eso involucra a muchos estudiantes. A veces, las empresas implementan estas tecnologías antes de que finalice el proyecto. El otro gran proyecto es el Griffin, con el que estamos intentando desarrollar una nueva generación de vehículos aéreos no tripulados inspirados en aves, capaces de batir sus alas como pájaros y aterrizar en una repisa o incluso en un cable. Somos los primeros en el mundo en hacerlo.

Anibal Oleiro posando con otro dron de la Universidad de Sevilla.paco puentes

Por qué: ¿Cuánto tiempo llevas trabajando en Griffin?

Más tendencias:  Blanca Huergo: 18 años y policía en formación en inteligencia artificial. transformación digital | Tecnología

a: tres años. Y tenemos dos más. Creo que al final de este proyecto estaremos cerca de producir un producto que se pueda vender y que, así como los drones con los que trabajamos hace años ahora se compran en un supermercado, nuestros robots Birds se pueden comprar. Unos años en las tiendas.

Por qué: ¿Cómo ve el futuro más o menos cercano de las aves, los drones de reparto o los taxis aéreos, especialmente en términos de legislación?

a: Se ha avanzado mucho. Cuando comenzamos a hacer esto, no había ninguna ley. Siempre estábamos en una zona gris donde no se podía pedir un permiso. Dada la madurez tecnológica y el interés de las empresas, se inició la legislación en cada país. A principios de este año se introdujo un nuevo reglamento europeo. Claramente, esto va a ser necesario. Para ello, estamos trabajando en incrementar la seguridad de los drones, integrándolos en el espacio aéreo y potenciando la infraestructura en tierra para que puedan despegar, aterrizar, cargar …

Por qué: ¿Qué le diría a la gente que tiene miedo de ver aviones no tripulados sobrevolar las ciudades?

a: En otras ocasiones había un hombre con un timbre frente a los autos para advertir que venían atrás, y esto se consideró una medida de seguridad. Cada vez que hay un gran avance tecnológico, surgen dudas sobre su seguridad. Este mismo problema surge ahora con los vehículos aéreos no tripulados, hasta que, de alguna manera, no solo puede madurar la tecnología, sino que también se asume que uno la tiene. Abogamos por esto promoviendo la comprensión y aceptación de nuestras tecnologías por parte del público en general, y creo que debemos continuar trabajando en esto para no sonar como una campana.

Más tendencias:  CoinPayments se asocia con ShipPay Pay para proporcionar pagos con Bitcoin a 500.000 empresas en Brasil

PUEDES SEGUIR EL PAÍS TECNOLOGÍA: Facebook Ustedes Gorjeo o regístrate aquí para recibir nuestro periodico semanal,

Deja un comentario