CEDI: Los informáticos españoles se ponen al día con los efectos especiales y la computación cuántica. Historia de la abstracción | Tecnología

Imagen del VI Congreso Español de Informática celebrado en Málaga.

Los científicos españoles de diversos campos de la informática -como del resto de disciplinas científicas- suelen presentar su trabajo en congresos y revistas internacionales, pero esto no les impide la celebración de congresos nacionales, que tienen un carácter más de encuentro. Diversos grupos de investigación para comunicar y establecer posibles colaboraciones. Estas convenciones suelen ser anuales, pero, por el momento, sus organizadores decidieron reunir a todos en la misma semana cada pocos años. En el mismo espíritu, entre el 22 y el 24 de septiembre pasado se celebró en Málaga el VI Congreso Español de Informática (CEDI), un evento que se celebra cada tres o cuatro años y que reúne las jornadas especiales en informática de todo el país.

La cabecera de este macroevento es la Sociedad Española de Informática Científica (SCIE), que agrupa a todas las sociedades informáticas especializadas responsables del citado congreso anual. En esta ocasión se organizaron 17 conferencias especiales en diversos campos como Inteligencia Artificial, Ingeniería Informática. Software y bases de datos, gráficos por computadora, arquitectura y tecnología de computadoras, lenguajes de programación, procesamiento de lenguaje natural, creación de videojuegos y algunos otros.

Debido a la incertidumbre provocada por la pandemia, el Congreso se concibió como una innovadora combinación de eventos presenciales y online: 640 de los 1.120 participantes lo hicieron online y este último se aplicó tanto al público como a los ponentes. En la misma sala, por ejemplo, un presentador puede enviar y recibir preguntas a través de un sistema de videoconferencia, y luego un presentador en línea puede presentar su trabajo y recibir preguntas de los asistentes. Esto obligó a los organizadores a realizar un despliegue masivo de la tecnología y mantener un equipo de soporte técnico para abordar posibles fallas. En este caso, no había una cuchara de madera en la casa del herrero y todo iba bien.

El acto contó con el patrocinio de 14 empresas -una de ellas, Google- y 9 instituciones, entre ellas la citada SCIE, como organismo organizador, y el Ayuntamiento y la Universidad de Málaga. Gracias a estos patrocinios, el Congreso pudo financiar a algunos de los investigadores para que impartieran conferencias invitadas. Cada congreso específico tuvo sus propios conferenciantes, pero además, se realizaron dos convenciones generales a las que pudieron asistir todos los congresistas. Me voy a centrar en ambos, porque ambos fueron muy relevantes.

La primera fue realizada por Marcos Fajardo, ex estudiante de ingeniería informática en la Universidad de Málaga y fundador de una empresa especializada en algoritmos gráficos por ordenador. Esa empresa ahora forma parte de Autodesk Inc., con sede en California, una empresa estadounidense más grande con más de 8.000 empleados, y Marcos es un gerente senior. Su algoritmo se ha utilizado en muchas películas, algunas famosas como Gravity Blade Runner 2049 Y Hombre araña– Escenas de fantasía y efectos especiales para crear. La convención trató sobre el desarrollo de estos efectos especiales en películas y videojuegos a lo largo de su historia. Lo que muchos lectores tal vez no sepan es que detrás de muchas escenas de películas influyentes, los ingenieros informáticos están diseñando algoritmos para simular fuego, niebla o naves espaciales.

El otro fue impartido por el ingeniero informático Sergio Boixo de la Universidad Complutense de Madrid, con un doctorado en física y estudios complementarios en matemáticas y filosofía. Actualmente, Sergio es el Científico Jefe del Grupo de Computación Cuántica de Google y ya apareció en estas páginas en 2019 con motivo del anuncio de que Google aseguraba haber alcanzado la «supremacía cuántica». La conferencia supuso una actualización sobre el estado actual de este tipo de informática en uno de los pocos grupos que son líderes mundiales en este campo. Llamó a las computadoras cuánticas de hoy en día «ruido» porque son muy sensibles a la energía ambiental y su memoria colapsa en unos pocos microsegundos de computación. Nos dijo que la investigación se centra actualmente en lograr qubits estables —la unidad principal de memoria— a lo largo del tiempo, aunque esto requeriría varios qubits auxiliares por cada qubit real, que se encargan de «reparar» los errores posteriores. Esbozaron un camino en el que se esperan computadoras estables del orden de 1,000 qubits, que actualmente apenas alcanzan los 100 e inestables, para 2030.

En general, una experiencia apasionante y una actualización inmejorable para los investigadores españoles en informática.

Ricardo Pea Maric Es Catedrático Emérito de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la Universidad Complutense de Madrid.

La historia de la abstracción es un espacio de difusión de la informática, coordinado por la sociedad académica SISTEDES (Sociedad de Ingeniería de Software y Tecnologías de Desarrollo de Software). La abstracción es la parte no física de un sistema informático (es decir, software), y su historia y su desarrollo se relacionan aquí. Los autores son profesores de universidades españolas, coordinados por Ricardo Pea Mari (Catedrático de la Universidad Complutense de Madrid) y Macario Polo Usola (Catedrático de la Universidad de Castilla-La Mancha).

Para consultar la historia de otros años, haga clic aquí.

PUEDES SEGUIR EL PAÍS TECNOLOGÍA: Facebook Y Gorjeo o regístrate aquí para recibir nuestro periodico semanal.

Deja un comentario