Rusia: Google y Apple se arrodillan ante el Kremlin al vetar una aplicación de Navalny que promueve el «voto inteligente». Internacional

La oposición rusa Navalny aparece pateando al presidente Putin en una imagen de archivo en una instalación en la Puerta de Brandenburgo (Berlín).Europa Press / DPA a través de Europa Press

Las elecciones legislativas rusas, que se celebrarán este viernes-domingo, han comenzado con un golpe al equipo de oposición Alexei Navalny. Los gigantes tecnológicos estadounidenses Google y Apple accedieron a las demandas del Kremlin y eliminaron sus tiendas. En línea Una aplicación activa que promueve el llamado «voto inteligente». Este es exactamente el día en que los rusos pueden comenzar a votar en línea y en urnas físicas. La herramienta censurada propone unir a los votantes de la oposición en torno al candidato que tiene más posibilidades de derrotar a los candidatos del partido del presidente Vladimir Putin, Rusia Unida.

más información

Al comienzo del nombramiento de las elecciones, uno de los primeros en votar fue el presidente Putin. Lo ha hecho de forma virtual, pues se encuentra en cuarentena tras descubrir un brote de coronavirus entre «decenas de personas» de su entorno, según ha explicado el mandatario. El ejemplo de Putin también ha sido seguido por el primer ministro Mikhail Mishustin, quien votó telemáticamente, en contraste con el líder checheno Ramzan Kadyrov, quien eligió ir a las urnas a pie con su familia. Según la Comisión Electoral Central, al mediodía del primer día, las seis entidades federativas rusas ya habían superado el 30% de participación en Internet y se estimaba que podrían llegar «entre el 75% y el 80%» al final. Día.

Las dudas que plantea el voto electrónico son la baja asistencia de observadores a estas elecciones y los vetos de muchos candidatos, tanto por decisión de la junta electoral como por no poder recoger las miles de firmas que se requieren en una situación tan tensa. Por ejemplo, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) decidió no enviar a su personal debido a las sanciones impuestas, mientras que algunos opositores no se han presentado, incluido uno de los mejores activos del Partido Comunista, Pavel Grudinin también está involucrado. . , se cree que contabiliza en el extranjero.

“El principal problema es que a los políticos se les puede negar la candidatura en cualquier momento”, dice Elena Noskovets, representante de la coalición Novosibirsk 2020, que todavía desempeña funciones de oposición. “Por supuesto, en Rusia Unida los políticos y los partidos satélites que representan a la oposición parlamentaria leal dirán que todo está bien y que el único problema es la apatía de los votantes”, dice.

La votación telemática se utilizó anteriormente en el referéndum constitucional de 2020 y en algunas elecciones locales, como el mismo año en Moscú. Esas elecciones pusieron a prueba el «voto inteligente», una prueba que el dispositivo de Navalny aprobó al promover elecciones en 20 de los 45 escaños de la Duma de la ciudad.

Únete a EL PAS ahora para seguir y leer todas las novedades sin límites

Suscríbete aquí

amenaza a la tecnología

La decisión de las empresas de tecnología se produce un día después de que representantes de ambas empresas comparecieran ante una comisión del Consejo de la Federación, la cámara alta rusa, donde las amenazas eran claras. «Las personas asociadas con Apple y Google deben ser conscientes de que tanto sus acciones intencionalmente ilegales como su inacción criminal tendrán consecuencias legales inevitables para ellos, incluso criminales», al Servicio Federal de Seguridad (FSB, por su abreviatura en ruso). Advirtió y advirtió . Según lo citado por la agencia de noticias Interfax, el vicepresidente de la Comisión Parlamentaria de Asuntos Exteriores, Vladimir Dzabarov.

Por su parte, el subdirector del regulador de telecomunicaciones de Rusia, Roskomnadzor, Vadim Subbotin, dijo que «los representantes de estas empresas no pudieron dar una explicación» en dicha comisión. En declaraciones a la agencia nacional Tass, Subbotin hizo amenazas contra estas empresas y mencionó la posibilidad de multas en función del volumen de su negocio.

Las renuncias de Google y Apple se han asentado como un jarro de agua fría entre opositores. “Se han convertido en instrumentos de censura”, condenó Maria Pevchik, jefa de investigación de la Fundación Navalny Anticorrupción. El círculo de la oposición reaccionó unánimemente en Twitter, red social que ha sufrido una ralentización de su tráfico en el país euroasiático como consecuencia de las protestas por la detención de un rival. «Esperanza: el estado cerrará Internet. Realidad: Internet en sí se cierra por miedo», dijo Ivan Zhdanov, director de la organización después de publicar la respuesta de Apple a sus quejas.

«La aplicación será eliminada de la App Store porque contiene contenido ilegal en Rusia», dijo la multinacional en un comunicado. «Sabemos que este tema es complejo», continuó, antes de aclarar que «seguirá estando disponible en otras regiones».

Las empresas estadounidenses justifican esta decisión en una orden emitida en junio para retirar todo el material relacionado con Navalny. Fue entonces cuando las autoridades rusas vincularon a todas las organizaciones e individuos con extremistas activos, privándolos así de toda participación política.

listados fáciles de encontrar

A pesar de los esfuerzos por prohibir la iniciativa del «voto inteligente» en Rusia, la lista de candidatos de la oposición es fácil de encontrar. El gobierno bloqueó seis servicios de VPN, una opción que permite a los usuarios ocultar la dirección de un usuario para acceder a páginas restringidas como el sitio web de Navalny. En respuesta, el equipo opositor encarcelado publicó videos en YouTube que mostraban a los contendientes con más probabilidades de vencer a sus rivales de Rusia Unida en el distrito.

Además de los dos gigantes de California, el Kremlin ha acusado a otras empresas de tecnología de interferir en las elecciones. Según los reguladores rusos, una docena de empresas extranjeras han permitido a las autoridades prohibir contenido político prohibido, incluidos Cisco y Cloudflare, y no son solo estadounidenses: muchas tienen su sede en Alemania, Ucrania y Japón.

Tal es la preocupación del Kremlin por el impacto de estas iniciativas en las elecciones que el embajador de Estados Unidos en Moscú, John Sullivan, fue convocado el 10 de septiembre para una consulta del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia para condenar la supuesta injerencia de Washington en el proceso. «Los acontecimientos recientes han justificado nuestro temor de larga data de la participación directa de los monopolios tecnológicos occidentales en los esfuerzos de Rusia para escalar los asuntos internos», dijo el funcionario de comunicaciones del ministerio en ese momento.

advertencia a los usuarios

La aplicación ha sido eliminada después de meses de fuerte presión sobre la plataforma y sus usuarios. En julio, una empresa de lanas de Stavropol (suroeste de Rusia) registró la marca en un tiempo récord, y ya dos meses después llegó un fallo a su favor que permitió a Google y a su rival ruso, Yandex, mostrar la iniciativa en su buscador. Prohibido hacer. Pero, más allá de la anécdota, el acoso real que han sufrido sus clientes en sus cuerpos. En junio se filtraron a Telegram las direcciones y contactos de las personas inscritas en la iniciativa, luego recibieron advertencias con amenazas: la policía acudió a las casas de muchos de ellos y les dijo que se les había tomado más información sobre ellos. . La respuesta del equipo de Navalny llegó últimamente: en septiembre dio marcha atrás y dejó de requerir el registro para acceder a su plataforma.

La propuesta del «voto inteligente» no ha estado exenta de controversia entre los oponentes en ocasiones. De los 450 escaños en disputa, 225 se eligen en distritos donde solo aquellos con más votos llegan a la Cámara. Navalny planea socavar la presencia parlamentaria del partido de Putin presionando a los candidatos rivales más fuertes en cada región, y no hace distinciones por ideología. Así, el Partido Comunista con 137 candidatos recomendados y que considera a Navalny un «traidor», y el populista LDPR con 20, emerge con más fuerza; Mientras que los demócratas de Yabloko, que enfrentaron protestas por provocar protestas callejeras, apenas tienen 10 candidatos en la lista.

Además, tanto el Partido Comunista como el LDPR comparten dos características: todas las elecciones presidenciales celebradas en Rusia después de la disolución de la Unión Soviética han resistido – y perdido – a sus líderes, y ambos partidos apoyan casi todas las reformas legales. En sus 21 años en el poder de Putin, Navalny y miles de personas más han sido declarados extremistas.

Deja un comentario